Transparentes son los ojos
mutan de color según se vista mi alma.

Honra siempre mi cuerpo
al yo que lo habita
que apenas cambia mi modo
se desbordan los poros
y me llueven llantos en los lunares
crispados de aire.

Se ven entonces,
las lágrimas desnudas
que desvelan al alma.

La desnudez
casi siempre aturde.

A ratos, quisiera
disfrutar del anonimato de unos lentes
o de la ausencia de un adiós.

Anuncios