Etiquetas

,

Hay ruido ahí afuera
esperanzas que caen,
a sorbos,
en el tintero de un poeta.

No quiero ver lo que oí
leer lo que vi
o nombrar lo que le leo
en ese mirar que se me oculta a ratos

Desde ahí me grita,
me habla, me pregunta, me hiere y me mueve

Hoy puedo vestirme
de niña o de anciana
dibujarme en silencio
como me gusto
y volar

– finales de septiembre 2015

Anuncios